Ruta Patrimonial

martes, 13 de diciembre de 2011

Los pocos que leen mucho


Un libro debe ser como un tsunami que entre en la vida de cada uno o no está siendo realmente leído... leer es una experiencia que cambia la vida.

Lunes 12 de diciembre de 2011
por Marco Antonio de la Parra


Harto poco leemos los chilenos según el último estudio realizado por la Universidad de Chile y el Consejo Nacional de Cultura. La lectura es una opción muy postergada de entretención si es que no de mera información, la televisión se lleva a la mayoría (lo hice alguna vez, confieso, no sé todavía cómo logré sacármela de encima) y a las librerías entran una suerte de extraños seres privilegiados que cuentan con datos y con dinero y que incluso, en esa mínima minoría, solamente otro mínimo lee más de 20 libros al año y por lo tanto comprarán de verdad y serán esos lectores adictos, dispuestos a todo por abrirse un espacio en la agenda más allá de los legendarios 15 minutos antes de dormirse, sabiendo que un libro debe ser como un tsunami que entre en la vida de cada uno o no está siendo realmente leído, que leer es una experiencia que cambia la vida o hemos estado haciendo otra cosa, que leer es una experiencia superior que mueve todas las funciones cerebrales superiores y si no lo practicamos estamos apenas sobreviviendo intelectualmente.

El alto IVA al precio del libro no explica nada y sólo aprovecha que la venta de libros es una zona de élite, el comportamiento lector de bibliotecas está subdesarrollado o francamente atrofiado (recuerdo haber preparado trabajos en la Biblioteca Nacional, hoy Google no es lo mismo y la Wikipedia el sitio más pobre y erróneo del Outlet intelectual remata libros desde $1.000 para Navidadconocimiento) y hablar de libros es como una grosería en una sobremesa.

Conozco lectores apasionados de los más diversos estilos. Algunos compran libros en el Mercado Persa del Biobío (no hablo de libros piratas sino de liquidaciones de editoriales finas que arrojan su bodega a la calle), otros se prestan y prestan, los menos de los lectores de verdad consumen pirata que es un sitio donde van a morir los superventas, es decir, la confusión entre lo bueno y lo malo y no es lo que causa más daño ni beneficia el desarrollo de una lectura de alto nivel.

Confieso que aprendí a leer leyendo tonterías, que me leí la Biblia como libro de aventuras y consumí pulp fiction como descosido. Las enciclopedias fueron mi juguete y llegué a los clásicos de rebote y por necesidad de comprender más lo que iba leyendo que es el secreto final de todo desarrollo cultural, decidir no ser solamente usuario de una época sino entenderla y ser gestor, creador, operador, manejar un mundo y no ser solamente manejado. El libro desaparecerá y ya tiene los días contados pero leer, pasar un pensamiento de un código sonoro a otro visual y de ahí nuevamente al escribir a otro código que combina la imagen y el sonido, lo que activa la memoria, el pensamiento y la imaginación, va a seguir siendo la gran operación mental con la cual entender el mundo que nos rodea. Se equivocan los que creen que es solamente un problema de contenidos, leer en sí, esa operación de silencio y soledad, ya es muy importante. Se va desde lo oscuro hacia lo claro, desde lo bajo a lo alto, de lo vulgar a lo sublime. Hay que trabajar desde los niños, hay que descontaminar a los padres, hay que reencantar a nuestra civilización con el lenguaje. ¿Cómo hacerlo en Chile? ¿Cómo hacerlo en un mundo tecnologizado donde parece que la lectura fuese a desaparecer? Hay días pesimistas en que siento lo que alguien llamó la venganza final de los iletrados. Otros optimistas en que siento que el lenguaje se resiste a desaparecer y exige de nuevo dominio de la lectura y la escritura si se quiere ejercer la libertad de ser en plenitud.

Leer es más que saber. Escribir es más que decir. El placer es más que la información. Se parece a bailar, se parece a la música, se parece a cantar, se parece a respirar, es un acto humano profundo y total. Mientras nos quieren convertir en cyborgs, una línea nos salva. Una palabra. Leer y releer. En voz alta, en voz baja. Aunque vayamos quedando pocos, volveremos a ocupar la tierra. Las palabras anidan en el corazón, en la mente, son parte de la condición humana como el rostro, al polis y la muerte. Somos lo que leemos.

No hay comentarios:

CREATIVIDAD

Con nuestros escritor@s

Mision - Vision

MISION

El Centro Cultural tiene como misión acercar el arte y la cultura a la comunidad, estimulando el desarrollo artístico creativo y personal e incrementar la participación para contribuir a elevar el nivel cultural.

VISION

Un espacio abierto a las iniciativas de los creadores y de la comunidad. Un espacio de servicio a la sociedad y a sus demandas. Un espacio de generación de ideas, positivo, creativo y constructivo.

Objetivos

a) Representar las aspiraciones e inquietudes de los artistas, sirviendo de medio de expresión y realización de estos en todas las iniciativas y propuestas que fueren necesarias para obtener los espacios que correspondan para la promoción de sus obras en la vida local y nacional.

b) Interpretar y expresar los intereses y aspiraciones de sus asociados en acciones tendientes a la formación y superación personal de ellos, en los aspectos físicos, intelectual, artístico, social y técnico.

c) Promover el sentido de comunidad y solidaridad entre sus miembros, a través de la convivencia y de la realización de acciones comunes.

d) Propiciar la participación de los niños y jóvenes en las diversas actividades e instancias de la región del BioBio.

e) Promover y rescatar la cultura mapuche y otras etnias si las hubiere como fuente de origen de la región del BioBio

f) Generar actividades en el ámbito artístico, turístico y cultural

g) Promover y fortalecer la investigación turística y cultural del patrimonio

h) Desarrollar y promover el resguardo ecológico

i) Abrir espacios de capacitación y acciones directas en todo ámbito de la cultura.

j) Realizar o promover la investigación cultural en su más amplia expresión.

k) Promover la participación de las mujeres, fortalecer su desarrollo personal en busca de la equidad de género.


Integrantes

Escritoras, gestoras, pintoras, muralistas, sicólogas, sociólogas, comunicadoras audiovisuales, ingenieros, profesores, publicistas, diseñadores e informáticos. Todos y todas unidos para trabajar por el desarrollo cultural y artístico de la región del BioBio.

Desarrollo Cultural

Literatura

entrevista al poeta Alejandro Ananías

Leer todo un ARTE

Recital Poético

Talleres de Lectura - Promoción